Manejo de Desperdicios

¿Qué es el Humus?

http://www.dreamstime.com/stock-photo-pattern-humus-soil-image16451510El humus es el componente más importante del compost y se produce a través de la descomposición de la materia orgánica a medida que pasa a través de los estómagos de ciertos microbios benéficos.

El proceso de “humificación” puede ocurrir ya sea naturalmente en el suelo o cuando una selección natural de microbios se introduce. El humus químicamente estable proporciona fertilidad a suelos tanto en el sentido físico como químico, y proporciona importantes propiedades de supresión a las enfermedades. Ayuda a que el suelo retenga la humedad, aumentando la microporosidad y fomenta la formación de una buena estructura del suelo. La incorporación de oxígeno en grandes conjuntos moleculares orgánicos genera muchos puntos activos con cargas negativas que se unen a iones cargados positivamente (cationes) de nutrientes vegetales, haciéndolos más disponibles por intercambio iónico. Ésto permite a los organismos benéficos del suelo (microbios y animales) alimentarse y reproducirse.

El humus a menudo se describe como la “fuerza vital” de la tierra. Sin embargo, es difícil definir el humus en términos precisos; es una sustancia muy compleja, cuya naturaleza exacta todavía no se entiende completamente. El humus se puede diferenciar de la materia orgánica en descomposición en que esta última es un material de aspecto tosco, donde aún se ven restos burdos de plantas, mientras que la materia orgánica totalmente humificada es uniforme en apariencia (una sustancia oscura, esponjosa y gelatinosa) y amorfa en su estructura (es decir, no tiene forma, estructura o carácter determinados), y puede permanecer así durante miles de años o más. Sin embargo, la materia orgánica humificada, cuando se examina bajo el microscopio sin ningún tratamiento químico, puede revelar pequeños pero claramente identificables restos de plantas, animales o microorganismos que han sido mecánicamente, pero no químicamente, degradados. El humus es claramente considerado una parte integral de la materia orgánica del suelo.

Los restos de las plantas (incluyendo los que han pasado por el intestino de un animal y se han excretado en forma de heces) contienen compuestos orgánicos: azúcares, almidones, proteínas, carbohidratos, ligninas, ceras, resinas y ácidos orgánicos. El proceso de descomposición de la materia orgánica en el suelo comienza con la descomposición de azúcares y almidones de los carbohidratos, que se descomponen fácilmente cuando los detritívoros (organismos que utilizan los residuos orgánicos como fuente de alimento) inicialmente invaden los órganos de las plantas muertas, mientras que la celulosa y lignina restantes se descomponen más lentamente. Las proteínas simples, ácidos orgánicos, almidones y azúcares se descomponen rápidamente, mientras que las proteínas crudas, grasas, ceras y resinas permanecen relativamente sin cambios durante periodos de tiempo más largos. La lignina, que se transforma rápidamente por los hongos de podredumbre blanca, es uno de los principales precursores del humus, junto con los subproductos de la actividad microbiana y animal. El humus, que es el producto final de este proceso, es por lo tanto una mezcla de compuestos y complejas sustancias químicas de vida de origen vegetal, animal, o microbiano, el cual tiene muchas funciones y beneficios en el suelo. El humus de lombrices (vermicompost) es considerado por algunos como el mejor abono orgánico que existe.

LA ESTABILIDAD DEL HUMUS

El compost que fácilmente se puede descomponer adicionalmente es llamado a veces el humus efectivo o activo (aunque los científicos dirían que si no es estable, no es humus en absoluto). Este tipo de compost, rico en restos de plantas y ácidos fúlvicos, es una excelente fuente de nutrientes para las plantas, pero de poco valor en cuanto a la estructura del suelo a largo plazo y el labrado. El humus estable (o pasivo) que está hecho de ácidos húmicos y huminas, por otro lado, es tan altamente insoluble (o tan estrechamente unido a las partículas de arcilla e hidróxidos) que no puede ser penetrado por los microbios y, por lo tanto, es en gran medida resistente a la descomposición adicional. Así el humus estable añade pocos nutrientes fácilmente disponibles para el suelo, pero juega un papel esencial en la provisión de su estructura física. Algunos complejos de humus muy estables han sobrevivido durante miles de años. El humus más estable es el formado a partir de la lenta oxidación del carbón negro, después de la incorporación de carbón orgánico finamente pulverizado en la capa superior del suelo.

 

Enlaces en MANEJO DE DESPERDICIOS:

Back to HOME