Agricultura y Acuicultura

Residuos de Granjas de Cerdos y Tratamiento de Olores

http://www.dreamstime.com/stock-image-young-piglet-hay-pig-farm-image27594141Introducción:

Las emisiones atribuidas a las granjas de animales forman compuestos olorosos y gaseosos, así como partículas asociadas con estiércol y el manejo de los animales. Mientras que los problemas localizados asociados con los olores tienden a ser puestos de relieve, los compuestos gaseosos que se liberan en la atmósfera, como el amoniaco y los bioaerosoles, además de la escorrentía de aguas residuales, se están convirtiendo en los principales problemas en violación a los reglamentos y los productores ahora se ven cada vez más forzados a buscar medidas más efectivas de tratamiento y remediación.

Beneficios de MicroMix:

  • MicroMix reducirá significativamente el olor en general y los niveles de patógenos, por dentro y por fuera – de manera segura y no tóxica;
  • Reducirá la cantidad de residuos animales que requerirán tratamiento, disminuirá los tiempos de remediación y mejorará radicalmente la calidad de producto final;
  • También digerirá muchos elementos previamente intratables en los residuos, como los nanomateriales, que incluyen antibióticos, hormonas y esteroides;
  • Mejorará la calidad del aire dentro de los corrales y proporcionará un ambiente de trabajo más seguro;
  • Reducirá la propagación de las infecciones virales y bacterianas – mejorando así la salud de los cerdos y su tasa de mortalidad;
  • En caso de que hayan inundaciones y/o escorrentía, las descargas serán residuos significativamente menos tóxicos, con poco o ningún impacto en las áreas circundantes;
  • El nitrógeno y el fósforo se convertirán en nutrientes viables en forma de nitratos y fosfatos.

Problemas Ambientales Actuales:

Contaminación del Aire:

Durante la producción de carne de cerdo se generan compuestos gaseosos principalmente por la descomposición anaeróbica microbiana de la materia orgánica en el estiércol animal y comida descompuesta. Los compuestos gaseosos se originan a partir de la descomposición de varios componentes específicos a la dieta del cerdo o la excreción normal de compuestos como resultado de su metabolismo. Gases de “efecto invernadero”, como metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y dióxido de carbono (CO2) se derivan principalmente de la descomposición microbiana del estiércol, además de la respiración normal de los animales (CO2). Se generan también partículas a partir de los sistemas de alimentación, estiércol seco y la piel muerta de los animales. Se generan microbios en el aire (clasificados también como ‘bioaerosoles’) a partir de los animales y el estiércol, los cuales se pueden sujetar a la materia en forma de partículas. Los bioaerosoles no necesitan estar vivos y viables para poner en peligro la salud humana, como en el caso de la endotoxina bacteriana (el protoplasma tóxico liberado cuando un microorganismo muere y se desintegra). Algunas fuentes de emisiones gaseosas en la producción de carne de cerdo son los edificios que albergan a los animales, las estructuras de almacenamiento de estiércol, y el abono durante y después de la aplicación a la tierra.

Aguas Residuales:

Los residuos industriales de cerdos contienen una gran cantidad de sustancias tóxicas: amoniaco, metano, sulfuro de hidrógeno, ácidos grasos volátiles, compuestos orgánicos volátiles, monóxido de carbono, cianuro, fósforo, nitratos, metales pesados ​​y una variedad de fármacos y esteroides. Además, algunos residuos en ocasiones llegan a albergar a más de 100 patógenos que pueden causar enfermedades en los seres humanos, como la salmonela, cryptosporidium, streptocolli y girardia. Un solo gramo de excremento porcino puede contener hasta 100 millones de bacterias coliformes fecales.

Métodos Convencionales de Tratamiento:

Los pisos de los corrales tienen rejillas para permitir que el excremento caiga en pozos de captación debajo de los corrales, donde se consolida para luego ser expulsado a través de conductos a grandes estanques o lagunas de retención en la propiedad agrícola. Estos estanques suelen ser numerosos y pueden ser de hasta 12,000 metros cuadrados y hasta 10 metros de profundidad. La toxicidad de estos estanques puede ser extremadamente alta y la ocurrencia de contaminantes que llegan a los sistemas de agua cercanos es común y muy perjudicial. Incluso las lluvias ligeras pueden causar que las lagunas se desborden, y grandes inundaciones han transformado a municipios enteros en grandes zonas de contaminación, lo que ha resultado en numerosas violaciones a los reglamentos sobre descargas y multas a los agricultores. Para aliviar la hinchazón de lagunas, los trabajadores a veces bombean el exceso de residuos hacia fuera y rocían los residuos en los campos aledaños, lo cual puede tornar a cientas de hectáreas en charcos lodosos de excremento porcino.

Algunos de estos estanques tienen revestimientos de polietileno que pueden ser perforados, dejando así que los residuos se filtren, fermententando e inflando los revestimientos como globos de aire caliente, expulsando del estanque enormes cantidades de desechos no tratados a las áreas circundantes.

Independientemente de los métodos actuales de tratamiento que se estén usando, estudios han demostrado que estos estanques todavía emiten cientos de diferentes gases volátiles a la atmósfera. Un solo estanque libera muchos millones de bacterias en el aire cada día, algunos resistentes a los antibióticos humanos. Además estas granjas también liberan nitrógeno en la atmósfera en forma de gas amoniaco, gran parte del cual vuelve a caer a la tierra y priva a los lagos y ríos de oxígeno, estimulando la proliferación de algas y matando peces.

El control de la contaminación puede consistir en rociar el excremento porcino en los campos para fertilizarlos. Pero existen numerosas deficiencias con este tipo de tratamiento:

  • Por una parte, muchos de los grandes productores no tienen suficiente tierra para absorber las cantidaded de aguas residuales que las granjas producen;
  • Por otra parte los residuos, en el momento de esparcirlos, en gran parte aún no han sido tratados, están cargados de productos químicos y patógenos que una vez que se rocían en los campos se escurren sobre los ecosistemas circundantes, causando desequilibrios masivos y mortandad. Muchos estudios han documentado los daños causados ​​por el escurrimiento de desperdicios porcinos; uno mostró que dicho escurrimiento de residuos estaba incrementando los niveles de nitrógeno y fósforo en un río receptor hasta por seis veces;
  • Además, incluso se ha encontrado que la hierba o cosecha receptora de dichos residuos no son aptas para el consumo animal.

Implementación de MicroMix:

Debido a la naturaleza del producto, en cuanto más temprano se introduzca MicroMix en el sistema mayor será la reducción en el tiempo de la remediación, así como la remediación requerida.

Hay dos fases de aplicación – la aplicación en la fuente y el tratamiento secundario.

Aplicación en la Fuente:

MicroMix debe aplicarse a través de riego por aspersión directamente sobre los excrementos cuando caen debajo de las rejillas. Una aplicación sistemática asegurará de que los microbios de MicroMix se aferrarán al sistema de residuos, donde trabajarán continuamente descomponiendo la materia orgánica y los contaminantes antes de que lleguen a las lagunas de asentamiento. Esto reducirá la capacidad de estos residuos de fermentación y producción de olores nocivos dentro de los corrales, y reducirá de forma significativa los niveles de patógenos dentro de los mismos. Una vez que la microbiología de MicroMix haya alcanzado un nivel óptimo sostenido dentro del sistema, nuevos patógenos introducidos al sistema tendrán pocas posibilidades de sobrevivir, reduciendo así los bioaerosoles, mejorando la salud general de los cerdos y creando un entorno de trabajo más seguro.

Tratamiento Secundario – Estanques de Retención:

MicroMix se aplica y se mezcla con los estanques directamente y es aireado, junto con ciertos nutrientes. Para obtener resultados óptimos se tendrán que mantener los niveles de pH y la proporción de nitrógeno y carbono. Cada estanque necesitará una gran dosis de MicroMix al principio del proceso para poblar las aguas residuales con un nivel saludable de microbios. A partir de entonces, una dosis mínima será necesaria cada día con la introducción de nuevos residuos.

Sistema de Cribado:

Como en cualquier tratamiento de aguas residuales, es necesario que los sólidos (alimentos no digeridos, animales muertos, y varios otros contaminantes que no pueden pasar a través de los sistemas de cribado) se separen de los líquidos para que se cree y se mantenga un “lodo microbiano” activo dentro de los estanques. Cuando entran estos sólidos al lodo se interfiere con la capacidad digestiva de los lodos, reduciendo así su eficiencia y aumentando los tiempos de remediación.

Los sólidos son cribados antes de que los residuos lleguen a los estanques y son retirados para ser compostados a distancia.

Compostaje Sólido:

Los sólidos son amontonados, mezclados con nutrientes y MicroMix, regados y cubiertos para compostarlos en un valioso fertilizante. Será necesario darles vuelta y mantener la humedad, el pH y la proporción de carbono y nitrógeno.

 

Enlaces en AGRICULTURA Y ACUICULTURA:

Back to HOME